NOTICIA: ¿Qué papel tiene el reciclaje en la economía circular?

Para ser más sostenibles debemos cambiar nuestra mentalidad y nuestra forma de vida llevando a cabo un consumo más responsable.

La economía circular cambia la manera de pensar y de actuar de cada uno de nosotros. Supone pasar del “extraer, producir, usar y tirar” al repensar, rediseñar, reelaborar, redistribuir, reducir, reutilizar, reparar, recuperar y…..en última instancia: siempre reciclar”.

Pero, para poder cambiar nuestro modo de vida lo primero es saber qué es la economía circular y por qué es tan importante.

Este concepto está muy relacionado con el consumo responsable y pretende alargar la vida útil de los productos, componentes y materiales. Pasa por aprovechar los residuos para volver a transformarlos en nuevos recursos. De esta forma, producimos bienes y servicios, al mismo tiempo que reducimos el consumo, los desechos y el desperdicio de materias primas, agua y energía.  

Pero, ¿por qué es importante la economía circular?

El punto de partida es que la demanda anual de recursos naturales es mayor que la que puede producir la Tierra. En este sentido, el modelo de crecimiento económico lineal no es sostenible a largo plazo para nuestras sociedades y nuestro planeta. 

Este modelo lineal y mayoritario ha estado basado en producir, usar y tirar. Por lo que la economía circular se fundamenta en la potenciación del uso por encima del consumo, es decir, y haciendo referencia a las cuatro ‘R’, en la reutilización de los bienes y facilitar su reparación y reciclaje por encima del consumo (reducción). 

A pesar de que el reciclaje es considerado la piedra angular del modelo circular, los expertos en la materia entienden que el concepto de economía circular es mucho más amplio.

Ante esta situación ¿qué puede hacer la ciudadanía?

A continuación, apuntamos algunos consejos que nos permiten ser consumidores responsables y colaborar con la economía circular que, como hemos adelantado antes, implica un cambio de mentalidad.

  1.   Huye del consumir por consumir
  2.  No permitas que los alimentos se estropeen en la nevera o a medio consumir dentro del envase.
  3.   Deja atrás la cultura del usar y tirar
  4.   Evita los productos con embalaje excesivo
  5.   Reutiliza los productos que todavía tengan una vida útil.
  6.   Utiliza bombillas de bajo consumo y aprovecha las horas de luz natural
  7.   Apaga los aparatos eléctricos que no se estén utilizando
  8.   Cierra el grifo del agua mientras te lavas los dientes, te afeitas o friegas los platos
  9.   Ve andando a los sitios en lugar de coger el coche o la moto
  10.   Utiliza la bicicleta y el transporte público, siempre que sea posible.
  11.   Dona o vende tu ropa si no la utilizas
  12.   Y, en última instancia, RECICLA siempre los envases en el contenedor adecuado

El reciclaje contribuye a la Economía Circular

Llegado este punto espero que sepas un poquito más sobre este concepto. El último peldaño, pero no por eso menos importante, es reciclar. Al reciclar estamos facilitando el aprovechamiento de los recursos naturales y contribuimos a la economía circular.

Solo fabricar una lata con material reciclado ahorras un 95% de energía. Por eso, es importante reciclar cada vez más y mejor. Y depositar cada residuo en el contenedor adecuado.  

¿Cómo reciclar de forma adecuada?

Seguro que has tenido algunas dudas a la hora de depositar los residuos en el contenedor correspondiente. Los materiales que con más frecuencia se reciclan son el vidrio, el plástico, el metal, las pilas, los desperdicios orgánicos, el papel y el cartón.

Ahora no debemos tener un único cubo de basura en casa, necesitamos un amplio espacio para cada contenedor. Posteriormente, nos toca repartir los residuos en cada contenedor: amarillo, azul, verde, gris y marrón.

Pero además, también existen los llamados "puntos limpios" donde se recogen aquellos residuos que no se pueden dejar en los depósitos citados por su tamaño o por el riesgo que representan, son los llamados voluminosos, como muebles, fluorescentes, baterías o chatarra. O incluso la ropa, debe depositarse donde corresponde.

A pesar de que ha habido una muy buena evolución el contenedor amarillo siempre es el que más dudas genera. Aunque cada año aumenta la cantidad de envases de plástico, briks y latas recicladas por habitante, un tercio de la población sigue sin saber con exactitud dónde va cada tipo de residuo. 

Dentro del contenedor amarillo, debemos depositar: botellas y envases de plástico, envases metálicos y briks.

A continuación, resolvemos algunas de las dudas más frecuentes:

Todos los envases, aunque estén sucios, se depositan en su contenedor:

a) Caja de pizza limpia y sucia: siempre al azul

b) Envase de yogur sucio: al amarillo

c) Los envases pequeños son tan importantes como los grandes (bote de yogur bebible, bolsa de chuches, cajas de cartón pequeñas..)

d) Consumo fuera del hogar, en la calle, No deposites los envases en las papeleras de basura, échalos al contenedor amarillo que haya en la calle, aunque tengas que andar un poco más. Merece la pena y el envase se reciclará.

Y no te preocupes si ves que en el contenedor amarillo se mezclan algunos tipos de material (envases de metal, de plástico, brik…). Los técnicos de reciclaje lo separarán de manera adecuada.

 

FUENTE: https://www.informacion.es/alicante/2022/06/06/papel-reciclaje-economia-circular-64817358.html

Calle Tomás Bote Romero, Parcela 4 - Almendralejo - 06200 (Badajoz) - 636 586 488