¿CONOCES EL PROCESO DE REPARACIÓN DE PALETS DE MADERA?

La conciencia ambiental lleva a muchas empresas a reparar y reutilizar palets de madera para apostar por un medio ambiente “más saludable”.


En primer lugar, debemos saber que un palet de madera es una estructura realizada a partir de tablas de madera que se colocan paralelamente sin tener contacto entre ellas. De este modo, se consigue crear una plataforma de soporte que sirve para transportar cargas de productos industriales y comerciales de un lugar a otro.

La vida útil de los palets, irá en función del uso que le dé cada empresa. En algunos casos, las compañías que realizan envíos a particulares o empresas, suelen utilizar los palets como parte del embalaje de los productos que se envían.

Es decir, la empresa que recibe el palet, automáticamente se hace responsable de la utilidad del mismo. De esta manera, irá transcurriendo el ciclo de vida útil de cada palet, hasta el momento de ser enviado a un taller de reparación para su proceso de reciclaje o bien, para ser desechado.

Por otro lado, la empresa es responsable del uso de cualquier palet comprado en su nombre, y, como tal, está obligada a responder por la calidad del transporte y la seguridad que proporciona el embalaje de la mercancía.

Esta técnica, prolonga el estado de conservación del palet, ya que existe un único responsable de su uso. Por lo tanto, vuelve continuamente a su origen sin pasar por terceras personas o empresas.

Proceso de Reparación y Recuperación de los Palets
Este tipo de palets, está realizado al 100% de madera o conglomerados, lo que significa que es de origen orgánico y proviene directamente de los árboles. De modo que, puede ser una opción ideal para la selección y reciclaje de manera que pueda alargar su vida útil y reducir en inversiones por parte del transportista.

Muchas personas se dedican a recoger palets en mal estado para reciclarlos como elementos decorativos para el hogar, ya que la versatilidad del palet ha demostrado ser muy útil cuando se le da un uso decorativo, tal como ya pudimos ver en anteriores artículos.

Sin embargo, en términos de inversión, negocio e higiene y salud, el palet debe someterse a procesos de recuperación para verificar su vida útil en condiciones óptimas tanto sanitarias, como de seguridad.

Por ello, en esta ocasión veremos en qué consiste el ciclo de recuperación y reciclaje de palets de madera, para que conozcas cada uno de los procesos por los que debe pasar hasta quedar como nuevo y poder reutilizarlos.

Diferencias entre la Industria Consumidora y la Receptora
La Industria Consumidora, es aquella que recibe los palets nuevos de madera para su posterior distribución en el mercado.
Mientras que la Industria Receptora es aquella que recibe los palets usados que han estado expuestos a largos periodos de uso. De esta manera, es posible evaluar las condiciones de estado de los mismos y determinar si enviarlos a una empresa de reciclaje autorizada.

¿Cómo es el funcionamiento en el Taller de Reparación?
En primer lugar, los palets que la empresa de reciclaje envía al taller de reparación, son palets que han sido minuciosamente inspeccionados.

Ahora bien, una vez en el taller, se comprueban nuevamente las condiciones fitosanitarias del palet. Y son las siguientes:
- Verificación de la plataforma acerca del soporte de peso necesario.
- Verificación del estado de la madera durante el proceso de reparación, es decir, que no presente deformaciones.
- Verificación del material y conglomerados, esto es, que no se debiliten.

Para que cada palet reciclado llegue al mercado sin inconvenientes, deben volver a aprobarse todas estas condiciones.

En definitiva, todo este proceso funciona como un ciclo productivo o de reparación, en el que los palets reciclados se devuelven de nuevo a las empresas fabricantes de productos y/o usuarias de estos materiales sin ningún tipo de problema.

La mayoría de las veces, los clientes habituales compran palets reciclados, por lo que la demanda en los talleres de reparación no deja de ir “in crescendo”, es decir, no deja de aumentar.

A continuación, mencionaremos algunas nociones básicas acerca del tratamiento térmico al que deben someterse estos palets según su normativa.

¿Qué es el Tratamiento Térmico NIMF 15?
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) decreta una serie de normativas para el embalaje de madera a la hora de exportar las mercancías.

Uno de ellas pasa por la obligación de realizar tratamientos fitosanitarios en cada uno de los palets de madera para evitar la aparición de cualquier plaga de insectos y nematodos, más conocidos vulgarmente como gusanos.

El tratamiento más habitual es la fumigación o esterilización de palets a través del NIMF 15 establecido en la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, que desde el 2002 adoptó este estándar como requisito a la hora de adquirir material de embalaje para el transporte de mercancía.

El método de tratamiento más común es fumigar o esterilizar los palets a través de la NIMF 15 establecida en la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria. Desde 2002, esta norma se ha convertido en un requisito para la compra de materiales de embalaje para el transporte de mercancías. Además, también regula el uso de los palets en el comercio internacional.

¿Cómo se Realiza el Tratamiento Térmico Fitosanitario?
Por lo general, los palets de madera se suelen calentar a una temperatura de al menos 56 grados durante 30 minutos. Este es el tiempo que se tarda en deshacerse de las posibles plagas que se hayan podido instalar en la madera del palet.

Este tipo de tratamiento es particularmente importante para el transporte en la industria agroalimentaria, donde también debemos proteger la calidad de la mercancía que se transporta.

Gracias al mismo, es posible eliminar las posibles plagas de insectos y nematodos y fumigar los palets bajo las pautas que marca la normativa vigente. Y es que, la madera puede ser un elemento potencialmente conductor de estos “bichitos”, si no se trata adecuadamente.

De esta manera, una vez que las plagas construyen “su nido”, éste puede convertirse en una peligrosa fuente de reproducción y expansión. Aún más, considerando que la mercancía puede infectar el ambiente en el que circula debido a su transcurso de transporte, ya sea terrestre, aéreo o marítimo. Por eso es tan importante “atacar” de inmediato ese tipo de problemas.

Es por ello que la normativa NIMF 15 estipula que los embalajes tales como cajas, palets, cajones y cualquier otro elemento fabricado total o parcialmente con madera, deben ser tratados térmicamente para eliminar por completo cualquier rastro de plaga que pudiera estar presente en el material.

Marcado de Palets NIMF-15
Una vez tratados los palets de madera de acuerdo con los procedimientos y métodos de la NIMF-15, se identifican, siendo marcados con el país de origen de la mercancía mediante su código de país, incluyendo el número de licencia de la empresa en cuestión y también las iniciales HT, que se refieren al tratamiento térmico.

¿Qué Pasa Con Los Palets Que No Se Pueden Reparar?
El paradero final de la madera puede suponer una “nueva vida” para la misma, es decir, un palet irreparable puede convertirse en un valioso desecho.

Lo que significa que las tablas de cada palet no reparable deben comprobarse de forma individual, desmontando y seleccionando aquellas que se pueden enviar a reciclaje, y por otro lado, aquellas que se puedan utilizar para reparar un nuevo palet en la empresa de reciclado.

Si el material definitivamente no se puede volver a utilizar, el palet se debe triturar para obtener astillas de madera, que posteriormente se convertirán en material reutilizable.

Estas astillas son ideales para hacer conglomerados, para el uso de aislamiento térmico en una variedad de áreas, las cuáles también incluyen casas y viviendas. Igualmente, se pueden utilizar para fabricar otros productos a partir del material triturado, pero que no se usan para el embalaje.

Ahora que sabemos algo más acerca de los palets de madera reciclados, podemos apostar y confiar al 100% en ellos sabiendo que cumplen con todos los requisitos de sanidad e higiene.

Eso sí, no olvides informarte antes acerca de la empresa y asegurarte de que cumple con todas las normativas vigentes.

Calle Tomás Bote Romero, Parcela 4 - Almendralejo - 06200 (Badajoz) - 636 586 488